Plataforma de Escuchas

El auditum es el objeto de todas las escuchas

Michel Chion

Todo aquello auditum, todo aquello oído, se convierte en el impulso que permite tomar consciencia del presente. Escuchar, en la noche, en el día, ante el ruido, ante el ave, ante una máquina, ante la escucha misma. Escuchar como respirar, oír como estar, sonar como ser.

PLATAFORMA DE ESCUCHAS

Proyecto interdisciplinar que reúne una serie de ideas, manifestaciones y prácticas en torno al sonido, las artes intermedias y el acto de escuchar. A través de eventos y acciones que tienen lugar regularmente en la ciudad de Medellín, Auditum aparece para la ciudad y el país como un espacio para explorar el territorio a través de procesos comunitarios de creación, reflexión y reconocimiento del patrimonio sonoro del Valle de Aburrá; auditum aparece como una plataforma que busca aportar a la construcción de una sociedad consciente: una que se escucha atentamente a sí misma y a su entorno. 

En tiempos donde la materia ya no parece inminente, la escucha, ávida de libertad, nos da apertura a universos incosificables. Más que acústica y sonido, Auditum es el encuentro de lo que somos entre ecos, ímpetu del silencio e impulso de los oídos.

El proyecto Auditum nace hace ochos años como un impulso espontáneo y colectivo para sumarse a la celebración del Día Mundial de la Escucha, y a través de los años ha crecido –estética, técnica y conceptualmente– a través de la gestión que ha nacido de la la alianza entre ÉTER, Parque Explora y el Exploratorio, con el apoyo de colaboraciones temporales de instituciones como el Museo de Arte Moderno de Medellín, la Alcaldía de Medellín, Plataforma Bogotá, el Jardín Botánico de Medellín, entre otros. En la constante búsqueda por generar espacios de encuentro entre escucha, arte, investigación, tecnología y pensamiento colectivo, en el 2018 el proyecto se constituye como una plataforma activa que se propone generar nuevos acercamientos a dimensiones ecológicas, culturales y sociales del territorio, a través de sus sonidos, silencios y oyentes.

A lo largo de 8 años ha contado con la participación de aproximadamente 50 artistas, músicos e investigadores locales, nacionales e internacionales que han desarrollado una amplia gama de formatos artísticos y académicos, inspirando y capacitando a nuevas generaciones de artistas con lenguajes alternativos y experimentales. 

Ante una Medellín industrial, imparable, acelerada, frenética, contaminada, caliente por el sol o las balas, ruidosa por la corrupción o las máquinas, entonces la lentitud se vuelve la más radical decisión. No la quietud, no el detenerse, sino el hecho de ir lento, de adoptar la escucha como forma de conciencia, de resistencia.